Loading...
Noticias

Facebook y la fuga de la privacidad

Actualmente Facebook , a pesar de ser uno de los servicios clave, se encuentra sumido en un grave atolladero: La privacidad de los usuarios se ve en entre dicho.

Usuarios que anhelan un servicio digno pero que en vistas del filtrado producido por terceros como Cambridge Analytica cada vez están más descontentos.
Filtrado que es el mayor hasta la fecha producido en redes sociales.

Existe una norma en el mundo de la seguridad informática bien conocida:” Sí el producto es gratis, el producto eres tú”.

Actualmente unos 87 millones de cuentas se han visto expuestas debido a ello influenciando, supuestamente, en las presidenciales estadounidenses.
Pero recordemos que Facebook es una red social de alcance mundial y, aproximadamente, el 25% de datos de ciudadanos europeos son considerados de nivel sensible; en cualquier elección será un recurso codiciado.

Facebook, como cualquier otra app de su campo tiene los recursos necesarios y el personal adecuado para llevar a cabo una protección del usuario a nivel técnico pero…¿qué es lo que ha ocurrido entonces?, bien, vayamos pues a otra norma no escrita en el mundo de la seguridad…

“Todo sistema es tan seguro cómo lo es su eslabón más débil”; y aquí es cuando entra en juego Cambridge Analytica y su estudio psicológico.

Cambridge Analytica es una empresa que se dedica, según su autodescripción, al “microtargeting conductal”, es decir, una empresa que analizaría el perfil individual para luego crear segmentos sociales y ofrecer un servicio publicitario personalizado.

No profundizaré en algunos conceptos ya que esto nos llevaría excesivo tiempo pero, bien es conocido por el usuario común, qué es el Big Data, aunque quizás no tanto cuál fue en parte su origen relacionado con la empresa anteriormente mencionada (y con otras que fueron agregándose como Palantir).

¿Quién es Cambridge Analytica?

Cambridge Analytica es una empresa que se dedica, según su autodescripción, al “microtargeting conductal”, es decir, una empresa que analizaría el perfil individual para luego crear segmentos sociales y ofrecer un servicio publicitario personalizado.

En sus inicios Facebook permitió a dicha empresa recolectar los datos que los usuarios cedían libremente mediante un test al descargar la aplicación; concediendo tácitamente que se accediese a los datos de sus amigos en la red social a la consultora.

Más tarde, estos datos fueron transmitidos también a SCL, empresa a la que pertenece C.A. como organización; años previos a la contratación por parte de la campaña de Donald Trump.

No todo el mundo ha hecho los deberes a pesar de que el mismo CEO (Mark Zuckerberg) se tuviese que presentar personalmente ante el senado para dar explicaciones de lo ocurrido.
Pero el escándalo no ha quedado aquí, ya que las acciones de la compañía también descendieron en torno a 6,76% , afectando a los indicadores de Wall Street y aumentando su índice VIX (índice del miedo) al 3,22%.

A nivel técnico, Cambridge Analytica, como consultora digital que es, recopilo los datos de los usuario y, tras crear un software específico, se predijo (e influyo) en la decisión de los votantes.
Pero veamos cómo trabaja este programa.
El software que encontramos en Facebook llamado This is your digital life recopilaba en un inicio los datos entregados en exclusiva en el test pero el problema vino al “aceptar las condiciones” y permitir secundariamente que la compañía tuviese acceso a los datos y actividad de la cuenta; esto quiere decir, a todos los me gusta, y los me gusta de tus amigos y etc…

Una vez se ha creado el perfil en bruto con información como la residencia, estos se agregan a otros registros creando así un perfil psicográfico. Cada perfil conforma un modelo real sobre tus gustos, pero también sobre las cosas que te asustan.
Una vez creado el perfil puede enfocarse tanto a las elecciones como al mercado de la publicidad comercial.
Pero la realidad es que toda la información fue más allá de la simple segmentación en campañas dentro de la red social.

Los datos eran combinados entre los resultados del test y la actividad de la cuentas así como diversos algoritmos de las campañas segmentadas durante las presidenciales, campañas cuyos algoritmos eran de alta precisión y llegaron directamente a dos millones de estadounidenses.

Todo esto a violado una regulación de la comisión Federal de Comercio en E.E.U.U. sobre la protección de los usuarios en redes sociales.
Facebook en su defensa a alegado que nunca existió tal brecha de seguridad y que no existían fines comerciales en la recolección de datos ya que todo estaba orientado a un estudio académico llevado a cabo por el profesor Kogan.

Finalmente Zuckerberg instó a los usuarios a recordar que gran parte de los ataques se ejecutan mediante ingeniería social. Y es en realidad donde sus ingenieros tienen el mayor trabajo, más allá de la criptografía existen usuarios que deben ser educados en el uso correcto de su perfil digital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.